Camilo José Cela

15ºANIVERSARIO GALERÍA DE ARTE MARMURÁN

2La exposición que presentamos para conmemorar los quince años de andadura por este mundo del arte, es una muestra donde hemos querido que estén presentes, todos los autores que han expuesto con nosotros, como Gregorio Prieto con un óleo/lienzo titulado “Paisaje griego”, de Amalia Avia óleo/tabla “San Bernardo 80” antigua portería del edificio donde vivía, una técnica mixta sobre Estocolmo de Juan Alcalde (último pintor vivo de la Escuela de Paris), un magnifico óleo/lienzo de Ángel Lizcano con titulo “El Embozado”, de Agustín Úbeda un soberbio óleo de su etapa parisina, 7un dibujo muy bueno de Joan Ponç, de Juan Romero un acrílico/lienzo titulado “La Abadía” en su línea de color y siendo el autor que mas vendemos en nuestra galería, una acuarela del que fuera gran arquitecto y pintor Miguel Fisac, una escultura estupenda de Joaquín García Donaire, un óleo de la mejor época de Pepe Herreros y muchos más, Antonio Zarco, Cloweiller, Carlos Gonçálves, Bonifacio, Pablo Carnero, Antonio Mateos, Teruhiro Ando, Arún Roy, Nuria cortina, Lidia Buente, Pedro Quesada, Isidro Parra, Cañas Reíllo, Ángel Vaquero y María Cavestany, espero que no me haya olvidado de ninguno._DSC3342f

QUINCE AÑOS DE ARTE

(2000-2015)

_DSC3333fLa Galería de Arte Marmurán nació con el deseo de traer a Alcázar de San Juan esa ilusión por el arte, que yo tuve la suerte de encontrar en la Galería Biosca de Madrid, de la mano del entonces director, Eduardo Raboso.

Eran días donde estaba deseando que amaneciera para ir a trabajar; me preguntaba que nos traería el nuevo día; a veces teníamos visitas muy interesantes de pintores, como Juan Alcalde, Antonio López, Amalia Avia o Lucio Muñoz. Otras veces eran personalidades como los Premio Nobel: Camilo José Cela o Severo Ochoa;10928194_864662223594937_4367489886845414694_n[1] y escritores como Pepe Hierro o Paco Umbral, entre otros muchos. Todos ellos charlaban con D. Aurelio Biosca o Eduardo, y a mí, me gustaba escucharles y estar presente en estos encuentros. Fue así cómo me entró el gusanillo por este mundo tan maravilloso; son muchas las vivencias y exposiciones de aquella etapa que no se olvidan y que guardaré siempre en mi memoria._DSC7602f

Al celebrar estos quince años de la Galería Marmurán, es importante reseñar que no ha sido un camino sencillo, pero resistir es ganar. Empezamos en un local en la calle de Los Ángeles, después, trabajamos en nuestra casa, hasta que, por fin, pudimos inaugurar el espacio actual. La Galería Marmurán no es un remedo de la Galería Biosca, pero sí que he intentado que conserve su espíritu, ése que la convirtió en todo un referente en el mundo del arte._DSC7534f Aunque hemos realizado exposiciones con algunos de los pintores que traían su obra a la Galería Biosca, corren otros tiempos y son otros los protagonistas. Entre nuestros pintores de hoy, los hay consagrados y también jóvenes valores.

Por ello, no me queda más que dar mi agradecimiento a todo aquel que ha colaborado con la Galería Marmurán: pintores, críticos, clientes, cargos políticos y de la administración, amigos y público en general; en especial a mi familia, mi esposa Rosi y mi hijo Guillermo. Sin todos vosotros este proyecto no hubiera sido posible._DSC3380f_DSC3365f

Muchas gracias y a vuestra disposición

Ángel Maroto


 

Anuncios

Antonio Fernandez Molina en la II MUESTRA DE PINTORES MANCHEGOS en Galería Marmurán

Seguimos presentando pintores de la exposición ,  Antonio Fernández  Molina.   “II Muestra de Pintores Manchegos”.

Antonio Fernández  Molina,  nacido en Alcázar de San Juan y presumía de ello, en todos los catálogos, entrevistas, etc. siempre dejaba patente que nació en Alcázar, aunque se marchó muy pronto, siendo un niño.  Fue entre otras cosas, poeta, crítico de arte, artista,  vinculado al movimiento Postista, muy ligado al grupo Cobra, con el que realizó algunas exposiciones, expuso en la Galería Juana Mordo, etc. Amigo de Miró (que le inició en las artes gráficas ), Camilo José Cela y muchos más. Os dejamos un cuadro muy bueno que está en la exposición. También recomendamos que veáis el documental “Antonio Fernández Molina Un poeta incomodo”.

Imagen

Agregamos  unas notas biográficas que nos mandó su hija Ester Fernández, para la pasada exposición en 2013 de Fernández Molina en la Galería Marmurán.

 

A.F.Molina , Alcázar de San Juan, Ciudad Real 1927 –  Zaragoza marzo del 2005.

Tras la muerte de su padre en 1935, la familia se traslada a Guadalajara, donde cursa sus estudios y a muy temprana edad, descubre su vocación artística.

Ya en 1945  comienzan sus colaboraciones en el periódico local Nueva Alcarria. En su columna Veleta al viento habla sobre el arte y la literatura más vanguardista del momento.

Participa en la creación del cine-club Vino y pan donde organiza entre otras cosas, el primer happening de España con la escenificación del entierro de Velázquez por las calles de la ciudad.

A este cine-club acudió D. Camilo José Cela y conoció a Molina. Quedó fascinado de sus conocimientos y de su poesía y  desde ese momento al dirigirse a él le llamaría Poeta.

Sus estudios universitarios en Madrid le proporcionan la oportunidad de entrar en contacto con los movimientos vanguardistas del momento principalmente los Postistas, con quienes colaborará en todos sus proyectos: Deucalion, El pájaro de paja, Poesía de España…                                                 

Compatibilizando su profesión de maestro nacional con la literatura, en el año 1951 funda la revista de poesía Doña Endrina, en la que encontramos colaboraciones de: Gregorio Prieto, Chicharro, Ory, Crespo, Francisco Nieva, Laguardia, Mathias Goeritz, Celaya o Miguel Labordeta, con quién más tarde trabajaría como redactor jefe en la revista Despacho literario.

Durante el año 1952, se producen dos importantes acontecimientos para Molina. El primero, la publicación de su poemario titulado El cuello Cercenado y  la exposición de sus dibujos en el Club de Prensa de Madrid, que organiza Ramírez de Lucas.

Comienzan a ser habituales sus colaboraciones en revistas literarias Hispanoamérica. En Venezuela en el año 1969, Monte Ávila, edita su libro de minirelatos: En Cejunta y Gamud.

En 1953 publica Biografía de Roberto G y Una carta de barro, que le valió la inclusión en la Antología poética del siglo XX, realizada por Enrique Azcoaga en Argentina.

En el año 1964, Molina se traslada a Mallorca para trabajar como redactor jefe de la revista Papeles de Son Armadans que dirigía Cela.  Ese mismo año recibe el Premio Ciudad de Palma de Poesía por su libro Jinete de espadas y en 1969 el de novela por Un caracol en la cocina. Ejerce de crítico de arte en la Vanguardia y en El diario de Mallorca difundiendo sobre todo, la obra de los artistas que como él, compaginan la literatura con la plástica.

De mano de Miró, se inicia en las artes gráficas y comienzan sus exposiciones por Palma y Barcelona, pero su 1ª exposición individual es en la Sala Libros de Zaragoza en 1972.

Desde 1975 y hasta su muerte, residió en Zaragoza, donde fue en un gran dinamizador cultural, participando en la fundación de revistas literarias: Almunia, El pelo de la Rana, Laberinto… y continuando con su actividad de crítico de arte y  Su libro Humo de pensamiento y sueño obtiene el premio San Jorge de Poesía en 1980.

En 1983 organiza la 1ª Semana de Aragón en Nueva York. En 1999, la editorial Libros del innombrable, publica el primero, de los tres volúmenes  que formaran  La Antología poética del autor. En 2000 la Diputación de Zaragoza elige una pintura suya como regalo al príncipe de Asturias en su primera visita oficial.

Entre sus exposiciones podemos destacar: Galería Juana Mordó en 1979; 1980 Trayectorias, exposición itinerante por Iberoamérica ; 1989 carpeta de grabados con Cobra; Galería Schöen, Berlín; 1988 Palacio de la Aljafería ; 1999 Arco; Miguel Marcos 2001

En 1999 en París, le nombran socio honorífico del Club de los Patafísicos. En el 2003 coincidiendo con sus 50 años en la poesía, se producen varios homenajes a su persona entre Zaragoza y Madrid. Se hacen exposiciones, publican la antología de relatos  La vida caprichosa, se estrenan piezas de teatro y como colofón al homenaje Arrabal da una conferencia multitudinaria en el Museo Reina Sofía, con el título: A. F. Molina, Genio. En 2005 se presenta su candidatura a los premios Príncipe de Asturias, pero fallece ese mismo año.

Desde entonces, como sucede ahora, no se han dejado de realizar homenajes,  en forma de libro, exposiciones o conferencias.